ABanderando Mamotretos

Principal

Una carta para llorar, así es como podríamos definir la carta redactada por Antonio Banderas y publicada por el Diario Sur, en la que se aleja de participar en el proyecto del futuro edificio proyectado en los terrenos de los Cines Astoria y Victoria. Después de usar su nombre como aval de éxito y no conseguirlo, ahora aboga por la pena, y parece que le está dando resultado.

Sirva este artículo como respuesta de parte de los Defensores del Patrimonio de Málaga a Antonio Banderas, haciendo referencia tanto a la carta de hace unos días como al resto de cosas ocurridas desde su llegada a Málaga.

Y como no podía ser de otra manera, se va a tratar todo desde el ámbito que corresponde aquí, que es el de nuestro Patrimonio Histórico-Artístico.

Antonio Banderas es uno de los malagueños más queridos e internacionales. Con una carrera brillante a sus espaldas supo alcanzar sus sueños, ‘hacer las Américas‘ y aún así seguir estando cerca de su ciudad natal.

Hasta aquí todo bien, sino fuera porque en los últimos tiempos Antonio Banderas ha querido retomar su cariño a Málaga y han empezado los problemas.

Antonio venía de vez en cuando a la ciudad, a ver la Semana Santa o a algún que otro Festival de Cine. Eran esos años en los que se paseaba de la mano de Melanie allá por donde iba, esos años en los que los dos, muy fervorosos, se asomaban al balcón del Hotel Larios para ver el paso de los tronos. Melanie llegó a decir que era muy devota del Cautivo (aunque desde que se ha separado de Antonio no se le ha vuelto a ver el pelo en Semana Santa).

Antonio, alguna vez dijo que desearía ser un malagueño más y poder perderse por las calles pero no podía porque la gente lo reconocía y no lo dejaba en paz. Debe ser muy estresante y abrumador pero es algo que va unido a ser famoso.

Pero aquellos años ya pasaron, Antonio se separó de Melanie y decidió refugiarse en su ciudad, esa que dejó de joven. Hasta entonces sus intereses en la ciudad habían sido puntuales pero su divorcio parece que rompió los lazos que lo unían a los “States” y avivó ese amor por Málaga.

A partir de ese momento, muchos malagueños empezamos a ver otra cara de Banderas, una persona que hasta entonces tenía el respecto y el cariño de muchos por lo campechano y porque llevaba el nombre de Málaga por todo el mundo.

Inciso para que la gente entienda esto: que lleve a Málaga por todo el mundo y hable de ella no quiere decir que le debamos nada por hacerlo, lo hace porque quiere y con un “¡Gracias!” es suficiente. No hace falta arrodillarnos, ni darle premios, honores, reconocimientos, regalos ni por supuesto darle facilidades que no se le darían a cualquier otro malagueño, o persona en general.

Una vez aquí y al llegar la noche se preguntaba ¿y yo donde duermo? ¡Necesito un pisito! Y el pisito que se buscó fue en calle Zegrí 2, junto a calle Alcazabilla, empezando así las críticas por parte de los Defensores del Patrimonio.

Banderas y los Defensores

En diversas entrevistas,  Antonio Banderas ha hecho referencia a los Defensores del Patrimonio, gente que día a día nos preocupamos por denunciar las destrucciones patrimoniales que ocurren en nuestra ciudad.

La labor del Defensor del Patrimonio tiene un enemigo: todo aquel que de una u otra forma contribuya a destruir el Patrimonio de nuestra ciudad ¡se llame como se llame!

Tristemente, los tres casos en los que Antonio Banderas ha querido invertir su tiempo y dinero en nuestra ciudad tienen un denominador común: Atacar nuestro Patrimonio.

No vamos a dudar en denunciar públicamente las cosas que se hacen ¡y mira! que no paramos de recibir palos por parte de los malagueños de a pie, de la mayoría de los medios y de los personajes políticos. La labor del Defensor del Patrimonio es por un bien común, lo que Defendemos es Nuestro Patrimonio, el de todos los malagueños, del que lo respeta y del que no. ¡Ojalá pudiésemos mantenerlo sólo para aquellos que lo aman! pero no se puede.

Tenemos que tener una Málaga para los malagueños, ¡que amen los turistas!, no una Málaga que amen los turistas y que odien los malagueños.

Dicho esto, ni los Defensores del Patrimonio somos unos prehistóricos (como se ha referido a nosotros el señor Banderas), ni estamos en contra del avance, ni somos unos incultos ni nada por el estilo. Quizás Antonio debería leer un poco lo que son las Leyes de Patrimonio y lo que significa querer a tu ciudad, no sólo de boquilla.

Cuando terminas el día con una pena tan profunda y una frustración e impotencia al no poder hacer nada por evitar la destrucción de nuestra ciudad, es amor a Málaga, cuando dedicas tu vida de forma altruista a hacer algo para que tu ciudad siga siendo valiosa, es amor a Málaga.

Del Penthouse a Fusionadas

Que Antonio Banderas quiera venirse a Málaga es una buena noticia, que quiera montar negocios también ¡claro que lo es! pero no a costa de ciertas cosas.

Como se ha dicho, son tres los casos en los que aparece el nombre de Antonio Banderas en nuestra ciudad y atacan a nuestro Patrimonio:

1- Su casa en calle Alcazabilla.

2- Casa Hermandad de Fusionadas.

3- Futuro edificio en la Plaza de la Merced.

El caso de su ático en calle Alcazabilla fue quizás el más sonado y uno de los primeros. El edificio en el que se encuentra su casa es un edificio del arquitecto Enrique Atencia, construido a mediados del siglo XX y que goza de una Protección Arquitectónica de Grado I, la máxima después de la Integral.

9

Ficha de protección del edificio en el que se encuentra la casa del actor

 

Su piso, situado en la última planta se amplió para que también pudiera usar la azotea.

Las cubiertas planas son propias de muchos edificios construidos en esa época, cubiertas usadas como zonas para tender, meter maquinaria eléctrica, bidones, colocar antenas y demás elementos que no quedan “bonitos” de ver desde la calle.

Según varias informaciones, de la que destacamos esta noticia de Vanitatis, hablaremos de lo ocurrido aquí: http://www.vanitatis.elconfidencial.com/noticias/2015-12-09/antonio-banderas-se-construye-un-palacete-en-malaga_1116037/

La Comunidad de Propietarios, de la que por aquel entonces era presidente de la Comunidad Pablo Atencia, exhermano mayor de la Cofradía de Estudiantes y actual Presidente de la Agrupación de Cofradías, le cedió el uso de la azotea a título personal. Como destaca Vanitatis existe una cláusula en la que se dictamina que “si la casa se vende a otra persona, el que la ocupe tendrá que negociar de nuevo con la comunidad”.

Dicho de otro modo, que tiene una azotea para su uso y disfrute personal porque es Antonio Banderas, no porque se llame Pepe Pérez sino porque es Antonio Banderas.

Aquí ya tenemos un trato distinto del que podría tener otro malagueño. Desconocemos si la petición para el uso privado de la azotea salió del propio actor o de la Comunidad de Vecinos, pero de una u otra forma, debería haber rechazado la oferta, por dos razones, porque eso no es ser un malagueño más y porque eso supone la alteración de un edificio con Protección Arquitectónica de Grado I.

Siguió adelante la cosa y a día de hoy tenemos una azotea privada en un edificio protegido, que lejos de mimetizarse o pasar desapercibida, destaca sobremanera.

1

Comparativa de la azotea -como azotea- y la azotea hoy como casa privada

 

El Concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, decía en unas declaraciones, que lo que se estaba haciendo era legal porque “el inmueble cuenta con una cubierta plana original y la construcción del casetón y el resto de intervenciones no modifica sus características estructurales, tipológicas y ornamentales, y mantiene su configuración externa”.

¿No modifica sus características ornamentales ni su configuración externa? Viendo la imagen anterior y alzando la vista cuando se pasa por las calles cercanas se desmiente esa afirmación.

Además, en una de sus ultimas entrevistas en Diario Sur, Banderas destacaba que: http://www.diariosur.es/malaga/201704/02/malaga-sigue-como-hasta-20170401130817.html 

“¿Sabes que yo saqué 60.000 kilos de escombros y ruinas de la terraza de esta casa, que había un lago con ratas y hubo quien quería conservar eso, con las antenas mohosas? Aferrarse al pasado por hacerlo no tiene sentido. Esos son prehistóricos. Una cosa es respetar lo histórico y otra cosa es ser prehistórico.”

Por partes:

1- ¿60.000 kilos de escombros de la terraza? Eso no es cierto, lo que sí puede ser cierto es que esos escombros son resultado de la demolición interior del último piso, no de la azotea. ¡Azotea, que no terraza! Y eso puede verse claramente en fotografías del estado previo de la azotea.

10

Imagen de la azotea (Mediados de los 2000) ¿De dónde han salido 60.000 kilos de escombros?

 

2- ¿Lago de ratas y antenas mohosas? Antenas mohosas, es normal. Una azotea se usa para poner antenas y al estar a la intemperie ¡se oxidan! Respecto a ese lago de ratas, de ser así, los responsables de ese abandono son sus convencinos, vecinos de esa misma comunidad que le ha cedido la azotea. Así que, quizás debería haberles reprendido a ellos por ese estado. No que ahora, con su comentario, parece que debamos agradecerle que haya convertido una azotea ¡en su casa! y nos haya librado de la insalubridad.

Esta fue su primera pifia, señor Antonio Banderas, llegó a Málaga alterando un edificio protegido. Aunque ahí no quedó la cosa y pasamos a continuación a la construcción de la Casa Hermandad de Fusionadas.

La construcción de una Casa Hermandad para las Cofradías Fusionadas viene de lejos pero fue en 2015 cuando el proyecto empezó a materializarse tal y como se ha aprobado. Porque ¡sí malagueños! la Casa Hermandad se va a construir pese a que es ilegal.

2

Imagen del primer diseño planteado para la Casa Hermandad de Fusionadas

 

Sí, es ilegal. ¿Porque lo decimos los Defensores del Patrimonio? No, porque con la ley en la mano es ilegal. Y aun así, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga, supuestos valedores del cumplimiento de la ley, lo han aprobado.

Antonio Banderas forma parte de las Cofradías Fusionadas, es Consejero (al menos lo era en el momento de la firma), podemos decir que “no es culpa de él que la cofradía decida construir ese edificio”. Puede ser, pero si ama a Málaga ¿cómo puede permitir que se construya algo ilegal que la ataque? ¿cómo no critica a su cofradía por ello y aboga por hacer algo que no vaya en contra nuestra ciudad?

Ni un solo comentario contra este edificio, ni una sola crítica a esta construcción, nada de nada. Guarda silencio sobre el asunto.

14

Antonio Banderas, Francisco de la Torre y Rosell en la firma de la cesión del terreno

 

¿Por qué es ilegal la Casa Hermandad de Fusionadas?

Porque está situada muro con muro con el Museo de Artes Populares, edificio que fue declarado BIC, Bien de Interés Cultural, por la Junta de Andalucía. Esta protección es la máxima protección arquitectónica de este país.

3

Ficha de protección del Mesón de la Victoria (Siglo XVIII), actual Museo de Artes Populares

 

¿Y esto que significa?

La Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía, en su Artículo 119, Disposición adicional Cuarta dice:

4

Este edificio por tanto tiene un radio de protección de 50 metros que regula que cualquier nueva construcción que se plantee edificar no puede dañar al bien visualmente, ya sea ocultándolo o atacando su arquitectura.

Dicho esto, las Cofradías Fusionadas presentaron un proyecto, proyecto, cuya fachada principal  causaba un gran impacto sobre el edificio del museo, independientemente de la arquitectura del futuro edificio y de gustos subjetivos.

Puede consultarse la Ley 14/2007 en este enlace: http://www.juntadeandalucia.es/boja/2007/248/1

¿Y aún así se ha aprobado?

En un primer paso, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, rechazó el proyecto, pero en la segunda vuelta, y tras el cambio de 3 ventanas (literalmente) y quitar unos metros a la pasarela elevada sobre calle Mesón de la Victoria lo aprobó.

Elementos cambiados que ¡en nada! restan impacto, como se puede ver en la imagen inferior.

5

Pues este edificio será la futura Casa Hermandad de Fusionadas, hermandad de la que forma parte Antonio Banderas que en todo momento ha guardado silencio al respecto, evitando dar explicaciones de por qué apoya un edificio de este tipo ahí dañando un inmueble protegido Bien de Interés Cultural.

“¿Y eso quién lo permitió?” Dirán muchos malagueños al pasar frente al edificio en un futuro, pues aquí un recordatorio de los responsables de semejante construcción:

7

El amor a Málaga se demuestra con hechos y callando ante la construcción de un edificio que ataca a un BIC como es el Museo de Artes Populares, no se demuestra mucho.

Señor Banderas ¡usted no ama a Málaga! a las pruebas anteriores nos remitimos.

Y llegamos entonces al edificio que más cola está trayendo, pese a que todavía está en fase inicial. Hace unos días saltaba en los medios la carta de Antonio Banderas descolgándose del proyecto porque según decía “no quiere convertirse en el nuevo Moneo”.

Los informativos hablando del tema, los periódicos, la radio, ciudadanos recogiendo firmas, ¿para qué?: ¡Para permitir la construcción de un edificio ILEGAL!

El edificio proyectado por el arquitecto Seguí, a día de hoy y bajo la legislación actual es ilegal.

Para saber algo más sobre José Seguí y su rigurosidad y conocimiento de ciertos aspectos de Málaga que como profesional debería conocer, ver el vídeo “Seguí y los Strachans” aquí: https://vimeo.com/212967259

Las bases del Concurso de ideas se pueden consultar aquí: http://www.concursoastoriavictoria.eu/wp-content/themes/astoria/pliego_astoria_victoria.pdf

8

En esas bases, se especifica la altura permitida para dicha zona, Planta Baja+3+Ático según el PEPRI, si bien es cierto también que en las propias bases se dejaba abierta la posibilidad de “excepcionalmente” admitir una modificación. Cosa reprobable ya que, si tenemos una legislación ¿a qué cambiarla para ajustarla a unos casos concretos? ¿según qué? ¿quién lo haga? ¿el dinero que ponga?

El uso de la palabra excepcional en esta ciudad se ha convertido en norma y se pueden dar muchos ejemplos de ellos, aunque no hay tiempo para incluirlos en este artículo.

El PEPRI es el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Centro Histórico, este plan entre otras muchas cosas, delimita la altura en distintas zonas del Centro Histórico, centro histórico que recordamos está protegido en su conjunto como Bien de Interés Cultural. Este edificio diseñado por el arquitecto José Seguí y avalado por Antonio Banderas, excede esa altura, por lo que tal y como está planteado ES ILEGAL.

Es muy triste, muy, muy, muy, muy triste ver la incultura y la bisoñez de unos malagueños que parecen no entender las cosas más básicas de la sociedad, que hay cosas legales y cosas ilegales.

Si algo es ilegal, es ilegal y no hay nada que justifique su realización basado en lo que sea y da mucha pena ver como la sociedad malagueña está tan ¿trastornada? para pedir que se realice algo en contra de la ley porque Antonio Banderas es parte de ello.

La manzana de los cines Astoria y Victoria ha costado más de 20 millones de euros y ha supuesto un claro ejemplo de falta de planificación de la ciudad con constantes vaivenes por parte del alcalde. No se puede pretender que lo que venga sea un traje a medida y eso no suscite la sospecha en una ciudad donde hay otros proyectos a medida embarrancados. Proyectos fracasados ¡no por Málaga! sino por su tufo y falta de respeto a las normas urbanísticas.

Como continúa en su carta, Antonio Banderas ha querido “unirse a la inercia de la cultura que se ha apoderado de la ciudad”, entendemos que se refiere a que se abren museos… porque en otra cosa Málaga no ha cambiado mucho, culturalmente hablando. Y solamente hay que acudir a lo hablado anteriormente.

Ya se ha referido a los Defensores del Patrimonio como prehistóricos y ahora hace unas referencias que causan mayor rechazo.

“(…) todos juntos llegamos de forma clara a la misma conclusión. Había que salir de ahí, había que salir y buscar un mejor lugar (…) para ofrecer nuestras ideas a Málaga, un rincón en el que no huela a corralón y podamos construir algo interesante.

Interesante el Banderas que sale a relucir aquí con esa frase-insulto que nos dedica a los malagueños. ¿Oler a corralón? ¿Se puede saber que significa eso?

Ahí ha sabido dar donde más le duele al malagueño, al malaguita mejor dicho, en la parte donde nace su odio a lo que es, a lo que le hace sentirse inferior y al mismo tiempo creerse el centro del mundo, a lo que le hace no saber ver la verdadera riqueza y valor patrimonial que tiene. Ha sabido donde dar, ha sacado lo peor de él para atacar. ¿Y usted ama a Málaga?

Pero ¿sabe qué señor Banderas? Eso quizás con los malaguitas de la ciudad sirva, pero para los Defensores del Patrimonio no es un insulto. No porque nos guste oler a corralón (que no sabemos exactamente que es) ¿olor a cuadra? ¿a pobreza y miseria? ¿a delincuencia?

No es un insulto para los Defensores porque los Defensores no vivimos en cuadras, ni queremos vivir en sitios apestosos o sucios y si va por lo de ser conservacionistas con nuestro Patrimonio, aclararle que, que queramos conservar un edificio y su tipología no significa que queramos vivir como antaño, con cabras, sin electricidad, bañándonos en un barreño o comunicándonos en morse.

Si de verdad cree que eso es Defender el Patrimonio, ¡hágaselo mirar! o quizás una reunión con algunos Defensores le despeje las dudas y sepa realmente la labor que hacemos. Usted hablará mucho de Málaga en el extranjero, que siempre lo oímos decir, pero no sabemos realmente en que se plasma eso ¿dónde habla de nosotros? ¿en el Tonight Show con Jimmie Fallon? ¿en una entrevista durante un rodaje? ¿con sus amigos? ¿ha venido inversión del extranjero porque usted haya hablado bien de nosotros?

A raíz de su comentario sobre el “olor a corralón” está bien recordar una entrevista suya en el programa de Toñi Moreno “El Árbol de tu vida” de TVE, donde contaba una anécdota ocurrida en Málaga con una persona a la que llama “María malagueña”.

11

“Yo sacaba la Virgen de la Esperanza y me gustaba ver a Mena en el hotel Larios y allí venían muchos compañeros del submarino y después íbamos todos juntos, pero al llegar al Pasillo Santa Isabel, hay mucha gente allí porque pasa Mena y gusta mucho y a las cuatro de la tarde la gente ya está allí y no se quieren quitar del sitio. Entonces llegamos allí:

-Señora que tenemos que ir a…

No, no por aquí no va a pasar nadie porque yo he llegado aquí a las cuatro de la tarde y he puesto al niño aquí sentado en la acera y tú no me vas a quitar a mí de aquí.

-Es que vamos a sacar a la Esperanza…

-Yo soy muy devota de la Esperanza pero por aquí no vais a pasar.

Venía con nosotros uno que era concejal y llevaba un escolta, saca la placa y le dice: Señora déjenos pasar.

-¡A mí la policía me come el coño!, porque ¿tú que vas a hacer, me vas a tirar al suelo, me vas a esposar y me vas a llevar a la cárcel?

Yo con la gorra puesta, me la levanto y le digo: Señora

-Tú eres…tú eres Antonio Banderas ¿verdad? ¿Y tú también vas a sacar a la Esperanza?

-Sí

-¡Pues anda hijo, pasa!

Y me dejó de pasar ¡para eso sirve la fama! para que te deje pasar una “María de Málaga”

Entre esas risas, permita un comentario, eso de lo que usted se ríe y de lo que habla con tanto desparpajo es fruto de la falta de respeto y de vergüenza de ese tipo de personas, signo de la incultura de muchos malagueños que caen en lo chabacano y la confrontación a la primera de cambio. ¿Esa es la Málaga que usted ama? y ¿ahora nos critica a los que nos oponemos al proyecto que usted apoya y dice que va a buscar un sitio que huela menos a corralón?

Y ya para acabar este artículo. Está claro que esta ciudad todavía arrastra esos temas tabú de los que no se pueden ni chistar, Semana Santa, Málaga C.F. y Antonio Banderas.

En este caso, Antonio Banderas estaba incluida dentro de un proyecto del arquitecto Seguí y se ha visto envuelto en algo que ya estamos más que hartos de denunciar en esta Málaga, ¡sí!, esa que amamos profundamente, esa que usted dice que “huele a corralón” y que ha estado viendo desde la distancia, pero los que vivimos aquí estamos hartos de sufrir diariamente.

El amiguismo, el chanchulleo, la prevaricación, la destrucción patrimonial más descarada, la impunidad y la mentira tanto de los profesionales que nos rodean, como de las instituciones o los medios de comunicación. Es de entender, que los que llevamos viendo esto durante tanto tiempo, ¡no vamos a dejar pasar ni una!

La oposición tanto a este proyecto, como a su Penthouse como a la Casa Hermandad de Fusionadas, no tiene nada que ver con usted porque sea Antonio Banderas, sino porque tiene que ver con nuestra ciudad. Ciudad con un Centro Histórico Protegido BIC que debemos proteger, mantener y, si la administración no lo hace, tendremos que ser los ciudadanos libres y desinteresadamente los que nos dejemos la piel todos los días para denunciarlo, ¡vengan esos ataques de quien venga!

Pero ha quedado claro que está ciudad tira más por usted Antonio Banderas haga lo que haga, que por unos malagueños que están ahí todos los días para defender simple y llanamente nuestro PATRIMONIO HISTÓRICO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s